NOTICIAS DE LA FEMPINRA

 


08-10-2008


DESTACAN LA FALTA DE POLÍTICAS DE ESTÍMULO

La industria naval propone medidas
para dinamizar los planes del sector


La multisectorial naval presentó en la UTN sus“Bases para un Plan
Estratégico para el Desarrollo de la Industria Naval”.
Buscan que se debatan las propuestas
para mejorar las políticas de la actividad.

Una apuesta al desarrollo del país. La multisectorial naval dio a conocer sus“Bases para un Plan Estratégico para el Desarrollo de la Industria Naval”. El programa contiene propuestas directas e indirectas que fomentan la promoción del sector, así como la equidad y sustentabilidad del sistema.
El anuncio fue hecho en la II Jornada para el Desarrollo de la Industria Naval que se realizó en el aula magna de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN). Allí participaron dirigentes y representantes de todos los ámbitos que tuvieron una activa participación en la redacción del documento.“Todas las propuestas están alineadas con las políticas anunciadas por las autoridades nacionales”, indicó Horacio Tettamanti, prosecretario de la Asociación Bonaerense de la Industria Naval (ABIN), quien compartió el escenario con Cesar Legaspi, de Universidad Tecnológica Nacional (UTN), Mario Colpachi (UBA), Juan Speroni, (Saoinsinra) y Raúl Podetti, referente naval.“Son propuestas abiertas al debate para que puedan ser perfeccionadas. Han nacido desde las coincidencias alcanzadas en base al diálogo y la superación de discrepancias. Representan intereses comunes por sobre los sectoriales”, dijo Legaspi, director del Departamento de Industria Naval de la UTN.
Además, estuvieron representantes de otras entidades como la Cámara de la Industria Naval Argentina, la Cámara de la Industria Naval de Mar del Plata,
la Federación Marítima Portuaria y de la Industria Naval (Fempinra), el Consejo Promotor de la Industria Naval de Avellaneda y la Cámara de Armadores de Bandera Argentina. Por primera vez se logró que las entidades más representativas y variadas de una misma actividad alcancen semejantes
niveles de consenso. Las “Bases para un Plan Estratégico….” resumen líneas de
acción que fomentan la promoción del sector con la participación del ámbito público, el poder legislativo, y un estímulo para revitalizar la infraestructura, el equipamiento y la tecnología en los astilleros y talleres navales. También tiene ideas para la consolidación institucional de la industria naval y el incentivo para la capacitación. A su vez, se solicitan reformas a normativas aduaneras e impositivas. El documento destaca la necesidad de unirse en un ámbito común para recuperar las políticas de estímulo al sector y así poder aprovechar mejor el contexto favorable que tiene la industria naval en el plano regional y mundial, con el desarrollo sostenido de la hidrovía, la potencialidad de la exploración petrolera off-shore, los bajos costos comparativos con otros mercados, para la co nstrucción de distintos artefactos
navales, y la calidad de la mano de obra de los obreros argentinos.
Para escuchar las propuestas de la actividad naval asistieron funcionarios de la Cancillería, como Carlos Matesse y Federico Pensado y de la Secretaría de Integración Económica del Mercosur.
Además, participaron de las II Jornadas representantes del Ministerio de Trabajo de la Nación, de la Subsecretaría de Industria de la Nación, de la Dirección de Promoción Exterior de la Provincia de Buenos Aires, del Banco Provincia, del área de Promoción e Inversiones del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
“La reactivación del sector será real en la medida que el país pueda desarrollar y aplicar todas las estrategias posibles”, dijo Horacio Tettamanti, que además de representar a la ABIN es presidente de Astilleros SPI. Fuente de trabajo Las propuestas centrales incluyen el “Ámbito Público de Administración y Marco Jurídico”, que apuntan al “reconocimiento de la Industria Naval Argentina, pesada y liviana, como una de las partes esenciales del desarrollo industrial nacional y corno una actividad generadora de fuentes de trabajo de alto nivel y de sólidos avances tecnológicos”.
En “Infraestructura, Equipamiento y Tecnología” se hace referencia al “otorgamiento de facilidades para las inversiones y la localización de astilleros en tierras fiscales en el ámbito nacional, provincial o municipal en condiciones promocionales por períodos y en condiciones que aseguren un desarrollo sustentable”. También se recalca “la colaboración y apoyo a las iniciativas de clusters, formación y capacitación que existan”. En ese sentido, se afirma que se aliente la facilitación de acceso al conocimiento, la consolidación de alternativas de capacitación y formación laboral vigentes”, a la vez que se incremente y asegure “su diversidad de ofertas, su expansión y su acceso, fortaleciendo la mayor participación de la universidad pública y del ámbito académico completo, con sus espacios de investigación, con sus docentes y con sus estudiantes”. Al respecto, las “Bases para un Plan Estratégico para el Desarrollo de la Industria Naval”, señalan la necesidad de la “consideración de la gestión y administración de tipo mixta pública-privada en las estructuras públicas vinculadas al sector, a fin de alcanzar una mayor eficacia productiva y competitiva de la industria naval, priorizando en ésta participación a aquellas empresas privadas con el mejor conocimiento y trayectoria en la materia”.“El fortalecimiento del acuerdo social entre el sector del trabajo y el capital empresario para formular consensos que aseguren la inversión, la capacitación y la asociatividad”, se añade.

Entidad reguladora

Entre las acciones directas de promoción, se destacan “la formulación de un Plan Estratégico para el Desarrollo y el Crecimiento de la Industria Naval Argentina con la participación de todos los sectores comprometidos, que contemple las propuestas formuladas” en el documento y “consolidado por el dictado de una futura Ley de la Industria Naval Argentina”. Asimismo, se reclama la creación de un organismo oficial con nivel de Secretaría de Estado, que atienda al desarrollo y regulación del sector, con la participación de los referentes de la actividad. También se pide programas de apoyo impositivo para “fomentar las inversiones en buques de bandera nacional de empresas argentinas y otorgando preferencias a la renovación de permisos pesqueros para aquellos barcos construidos en astilleros argentinos”.
Otro de los ítems es el fomento a la asociatividad entre argentinos y extranjeros donde se vean beneficiados los astilleros nacionales con aportes de
inversiones y conocimientos.“El Estado otorgará un tratamiento diferencial a la asociación entre empresas extranjeras y nacionales en la compra de bienes e insumos para la defensa y seguridad, cuando estos elementos no se puedan producir en el país”, manifiesta el documento. Entre otros reclamos se solicita definir el rol de los medios de producción del ámbito estatal, en función de sus características y capacidad, desalentando la competencia desleal; el establecimiento de restricciones a la importación de buques que puedan ser construidos en el país y ratificar y fortalecer la capacidad de construcción actual de la Industria Naval Argentina”.
Las propuestas para el apoyo económico, financiero e impositivo abarcan la “constitución de mecanismos financieros que compensen las asimetrías entre los costos locales de construcción y el mercado internacional por un plazo necesario hasta que la misma alcance un nivel de eficiencia adecuado”.
Otro ítem señala “la formulación de una normativa aduanera e impositiva que facilite el reequipamiento de la industria naval, así como también la mejor evolución de sus actividades propias”. Asimismo, se requiere de “la creación de instrumentos financieros específicos que faciliten las inversiones necesarias en la industria naval, en la renovación y construcción de flota; la constitución de instrumentos de garantías para importación de insumos y exportación de productos y servicios; la financiación para reequipamiento, para nuevas construcciones y obras relativas al sector, para astilleros y talleres navales debidamente habilitados y respaldados por un plan de negocios consistente.” Una política financiera crediticia de largo plazo (mínimo 10 años) para la construcción, reparación y ampliación de buques y artefactos navales; la reorientación de la banca pública y privada hacia las pymes y el trabajo argentino, son otros de los puntos tenidos en cuenta por la multisectorial naval.

Apoyos múltiples

Para el desarrollo de infraestructura, equipamiento y tecnología se solicita “facilidades para las inversiones y la localización de astilleros en tierras fiscales en el ámbito nacional, provincial o municipal en condiciones promocionales por períodos y en condiciones que aseguren un desarrollo sustentable”. La propuesta señala que se debe “incentivar el desarrollo de herramientas tecnológicas de producción y gestión por parte de la industria en asociación y colaboración con instituciones universitarias y del campo de la investigación y el desarrollo”.
En la lista de requerimientos, se pide “la incorporación de la industria n aval argentina en el denominado Plan Estratégico Nacional de Ciencia y Tecnología
e Innovación “Bicentenario” (2006-2010).
Cabe recalcar que el programa también contiene acciones indirectas de promoción como“la formulación de un Plan Nacional de Transporte fluviomarítimo, Infraestructura Portuaria y de Vías Navegables que incluya el dragado de acceso a puertos y balizamiento de la red fluvial”.
Asimismo, se hace hincapié en establecer el aseguramiento un sistema logístico argentino hacia el mar; la modernización y reglamentación de la Ley de Transporte Multimodal N° 24.921; la reformulación del ordenamiento portuario “manifiestamente insuficiente para el fomento de la inversión y modernización de los mismos”; la readaptación de la Ley de Cabotaje a los efectos de evitar perjuicios al complejo portuario argentino. Entre otros puntos, se solicita la identificación y elaboración de propuestas para eliminar o mitigar las asimetrías que producen la emigración de embarcaciones a las banderas paraguaya y boliviana en el tráfico de la hidrovía; la consolidación del crecimiento del armamento de bandera nacional con capital de origen local, defendiendo la presencia del mismo en el tráfico nacional y regional y la instrumentación de subsidios al gasoil utilizado por el flete naval.

Fuente: EL CRONISTA - transport&cargo


 

 

 

 

Home  /  Secretarias  /   Consultas  /  Editoriales  /  Puertos  /  Revistas  

FEMPINRA
Federación Maritima Portuaria y de la Industria Naval de la
Republica Argentina © 2008